08 junio 2008

LA FIGURA DE RUDY SPILLMAN

El Amor

"El amor en su estado más puro se encuentra latente dentro de esa masa energética que somos. El amor es la masa energética. Pero al igual que el alma, se instala dentro nuestro al materializarnos en un cuerpo.

De la misma manera que las propiedades del espíritu varían según éste habite en un cuerpo humano, animal o vegetal, lo propio ocurre con el amor.

Las propiedades energéticas del amor humano abren un campo afectivo de mayores posibilidades que las de los animales o plantas, como todos sabemos.

Pero el amor humano en su estado más puro dista bastante del concepto de amor que conocemos y reconocemos habitualmente en nuestros congéneres y en nosotros mismos.

Muy pocas son las personas que poseen la dicha de experimentar el sentimiento de amor en su fase más pura. Esto es, sin ningún tipo de contaminación social.

El niño nace envuelto en una poderosa masa energética, expresada a través del aura que desborda su cuerpo y el de todo ser humano. Ésta incluye una fase que se convertirá en amor en su estado más puro, al producirse el contacto de dicha masa energética con el cuerpo tangible. Pero luego, ya desde los comienzos de su joven vida, empezará a experimentar la partición de ese sentimiento, de una forma similar a la que se produce cuando se desintegra en partículas la masa energética que flota en el Universo, al momento de entrar en contacto con los cuerpos tangibles. En este caso, el amor en estado puro se irá desintegrando, para compartir su espacio con otros sentimientos y sensaciones que lo irán contaminando. El primero en aparecer es el temor, al que luego se le irán agregando los sentimientos de celos, lento crecimiento del ego, incluyendo el ilusorio desarrollo del sentido de propiedad y de pertenencia, para dar paso más tarde, en etapas más avanzadas del crecimiento del niño, a sentimientos que terminarán de contaminar la pureza de ese sentimiento de amor con el que nacimos, como los sentimientos de envidia, codicia y odio, entre otros.

De todas maneras, todos sabemos que el amor no queda desintegrado sino entremezclado con los anteriores. Es por eso que solemos a veces experimentar sentimientos encontrados como amor y odio a la vez hacia la misma persona. O nos acosan el arrepentimiento y el sentimiento de culpa luego de haber sentido celos o envidia hacia un ser querido.

Nuestro amor ha perdido el timón y queda a merced de los oleajes y tempestades que se susciten en este inmenso mar que es la vida. Salvo que seamos concientes de esta situación y decidamos tomar cartas en el asunto. Desde el momento en que el niño nace con su sentimiento de amor tan puro, hasta que se convierte en adulto, su amor sufrirá reveces de los que no resulta fácil recuperarse.

La persona adulta cree saber siempre qué es lo mejor para sus seres queridos e intenta a veces influir por todos los medios para que el otro haga exactamente lo que él quiere. Las personas llegan a veces a extremos inimaginables de manipuleo para lograr su cometido. Pero están confundidas. No advierten que su amor se ha contaminado y está dirigido sólo a sí mismo.

El amor en su estado más puro es proyectado hacia toda la especie. Una vez contaminado por las influencias sociales no encontrará más posibilidades que las de dirigirse hacia una o varias personas. Y si la contaminación es aún mayor, el amor que sentirá por esas personas estará sólo destinado a su propio bienestar afectivo. Y por último, si la contaminación es completa, todo su amor será apresado por una poderosa sensación de resentimiento hacia sus congéneres y el Mundo todo y quedará convertido en odio. Lamentablemente, el crecimiento del fundamentalismo en las últimas décadas deja un triste testimonio de los niveles a los que puede arrastrarnos la contaminación del amor.

Por otro lado, debemos reconocer que el amor, como todo sentimiento, no puede ser inducido por la fuerza. No proviene de la decisión voluntaria de las personas. Y esto es lo que hace nuestra tarea más difícil de llevar a cabo.

Primero, la persona adulta deberá reconocer la existencia de la raíz y el origen de su amor en estado puro apenas llegado a este Mundo.

A continuación, si reconoce la contaminación de su sentimiento de amor y la pérdida de paz interior y felicidad plena que esto le significa, nacerá en él la libre y voluntaria decisión de volver a sus raíces, porque entonces percibirá la convicción de que ese es el paso obligado para volver al estado de felicidad plena no condicionada por ningún factor externo a él.

Una vez logrado este primer paso, el resto lo hará la práctica. El ejercicio de la ayuda y preocupación por los demás ira mostrándole de a poco los efectos y beneficios personales que se sienten al ir recuperando la pureza del amor.

Es el amor a sí mismo, a través de la comprobación de que el regreso a los orígenes nos vuelve a brindar esa felicidad plena en nuestros espíritus, perdida hace tanto tiempo y que nos merecemos por ser lo único que nos pertenece, que nos permitirá finalmente sentir en forma incondicional, amor hacia los demás, pudiendo ya en paz comprender todo aún cuando no entendamos los motivos."

(Fragmento extraído del libro: El Paraíso Escondido detrás de Nuestras Desgracias Autoayuda Autobiográfica)

LAFIGURA DE RUDY SPILLMAN

Nació en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el 7 de mayo de 1950. Estudió en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. En 1989 se radicó en Israel con su esposa y sus cuatro hijas, donde vive actualmente, en la ciudad de Eilat. Se dedica en forma permanente a la meditación hindú Vipassana, asistiendo en forma asidua a los seminarios en los centros de aislamiento y meditación que la entidad posee en el desierto del Negev. El autor ha escrito: "La Leyenda de Palameycora", "El Ente Dvorak", "Un Sueño de Vida" y "Acortando Distancias", en 1999; "El Caso Guli", en el año 2002, "La Fábula de la Jirafa y el Caracol" y "La Goma Reina"; "Pornocto y Rosirupta (dos almas en el Mundo del Nada Importa)", en el año 2003. "El Paraíso Escondido detrás de Nuestras Desgracias (Autoayuda Autobiográfica)", conteniendo un método con una técnica descubierta por el mismo autor y aplicada con éxito a su propia vida y su continuación: "Recopilando Reflexiones ¿Hacia dónde nos dirigimos", ambos publicados en el año 2007.







Miembro de la Asociación Israelí de Escritores en Lengua
Castellana (AIELC).
- Miembro de Escritores Club (Agrupación de Escritores
Independientes de Habla Hispana).
- Asesor de la Academia Filosófica Hebrea "Sinaí".

Toda su obra se puede descargar gratuitamente en su blog:
http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com/
.............................................................................................................................................................................

OPINION PERSONAL
A traves de Internet, fuera de toda publicidad comercial en su amplio sentido, hay gentes que día a día utilizamos esta gran herramienta fomentando una "verdadera"amistad rompiendo los esquemas de un modelo impuesto por "UN SISTEMA" que no va más allá de lo Comercial, la Competencia, el Prestigio o el Dinero como valores principales. Así que toda persona, instituciones, asociaciones, plataformas, movimientos, etc... que sobresalgan y planteen una alternativa diferente y nueva a este mundo actual que nos ha tocado vivir donde la injusticias, la intolerancia, la violencia y en definitiva esta deshumanización creciente que necesita darle un cambio de dirección de los actos humanos. Es Urgente y necesario propulsar un cambio profundo en nuestros interiores para producirlo fuera de nosotros en nuestros campos de influencias si además estas propuestas las convergemos entre individuos y sociedades con una dirección clara y firme por un mundo más humano y un futuro aun mejor para tod@s independientemente de nuestras de nuestras vidas personales; si conseguimos ir aunque sea poco a poco en esa dirección trascendiendo de lo personal, creo sinceramente estaríamos actuando acorde a nuestro destino, respondiendo a esa vieja pregunta: ¿para qué existimos? Y desde luego no importa que sea creyente o no creyente, que sea europeo o musulman, que vista de una manera u otra, que me guste el campo o la ciudad.
LO MÁS IMPORTANTE ES EL RESPETO PROFUNDO POR NOSOTROS MISMOS PARA PODER RESPETAR A LOS DEMAS Y A LO DEMÁS. ESE DEBE SER NUESTRO INICIO.
Así que personas como en este caso, Rudy Spillman y como otros tantos anónimos ... ó conocidos trabajando arduamente desde donde mejor puedan hacer su aporte da igual el medio que utilicen, para mí tienen mi más profundo agradecimiento y ánimo para seguir luchando por lo que nos merecemos, vivir en paz y alegría y que la fuerza no desfallezcan en duros futuros venideros.
Así que este artículo es un homenaje a Rudy, un amigo virtual.
Paco Donaire



1 comentario:

Rudy Spillman dijo...

Amigo Paco:

Gracias por recibirme de este modo en tu cálida y humanitaria casa.
No será tan importante el resultado de nuestras acciones; la tuyas, las mías y las de otras tantas personas (que por suerte cada vez son más), mientras podamos mantener nuestra frente en alto y saber hacia dónde nos dirigimos.
El resto lo hará el devenir de los tiempos, que siempre, finalmente, será bueno.
Un abrazo.
Rudy